FENG SHUI en decoración.

El feng shui es un antiguo arte chino que consiste en aprovechar la energía del cielo y la tierra con el fin de conseguir salud, prosperidad y suerte.

En chino feng significa “viento” y shui, “agua”. En el cielo, las nubes están compuestas de viento y agua y los antiguos chinos creían que el viento y el agua se encargaba de mediar de una forma mucho más profunda la vida que solo en cuestiones climatológica. Toda esta importancia vital invisible que ejercían estos elemento para la vida, le llamaron chi.

En este arte milenario, el chi (el aliento cósmico) influye a todos los niveles. Desde la energía que fluye por los meridianos de acupuntura o canales del cuerpo, la energía que garantiza cosechas, hasta la que tiene el poder de mediar en la vida de las personas, el amor , el trabajo.

Es una forma de pensamiento basada en los símbolos, que ejerce una influencia significativa sobre el subconsciente y por ello puede conseguir mediar con el poder de hacer controlar la sensación de llevar las riendas de tu vida con más firmeza.

Los conceptos que constituyen la piedra angular son el yin y el yang, representan los principios de femenino y masculino, la oscuridad y la claridad, lo amargo y lo dulce o desde otra perspectiva general lo positivo y lo negativo.

Con una complicada forma de representación de todos estos elementos que se van interconectando con otros como los cinco elementos, Lo shu, el cuadrado mágico, los diez troncos celestes y las doce ramas terrestres (que miden el tiempo y calculan las direcciones)

Feng shui en la construcción y decoración del hogar

 

La brújula de feng shui (lo pan) va a determinar los campos magnéticos así como la dirección de la puerta principal, la distribución de las habitaciones, la ubicación de los baños, que las habitaciones se distribuyan en las zonas favorables, hacia donde deben apuntar sur cabeceros y sobre todo que “chi”, no quede estancado en ninguna esquina, que circule como el viento por los pasillos y que atraviese las puertas interiores y que salga por las ventanas.

Pero la verdad es que muchas de estas acepciones de la cultura feng shui, cobran más significado ahora, como muchas otras fue una cultura adelantada a su tiempo donde el orden, la limpieza, el poder del color, la pureza del silencio y la armonía pueden cambiar la vida de las personas.

Nosotros los decoradores ahora, comulgamos con muchas de estas doctrinas naturalmente, la utilización de la luz, la fluidez de los espacios, la buena combinación de colores, todas estas leyes de peso, ahora las hemos adoptado como normales, aunque la cultura feng shui, ya las utilizaba y además va mucho más allá,

acercándose a un plano interior conectado con la naturaleza, en un crecimiento y equilibrio en armonía con nuestro hogar y por ello con las disciplinas milenarias del feng shui.

No te pierdas más artículos en nuestra revista/blog.

www.blancarey.com

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *